Nuevo intento de Marruecos de acabar con la vida de Sultana Jay-ya y con todas las voces que reivindican la libertad del Sahara Occidental

Bojador (ciudad ocupada del Sáhara Occidental), 16 de mayo de 2022(SPS)-. Fuentes de las ciudades ocupadas han informado que un camión marroquí embistió este lunes la casa de la resistencia saharaui en un nuevo intento por acabar con la vida de Sultana Jay-ya, su familia y los activistas norteamericanos que se encuentran en ella.

La embestida del  camión causó serios  daños en la fachada  de la vivienda de la activista Sultana Jaya, el hecho ha sido  documentado con  fotos y videos.

 Este cobarde incidente, segùn la propia fuente,  pretende  intimidar a los miembros de la familia, y a la activista estadounidense Ruth McDonough, quien se encuentra  en huelga de hambre en casa de los Ahl Jay-ya  desde el pasado 04 de mayo.

De no haber sido por la intervención de los vecinos y de varios ciudadanos saharauis, el camión habría continuado con sus intentos de aplastar las paredes de la casa.

 Sin duda alguna, es un intento explícito de asesinato  a miembros de la familia e intimidar o matar a la activista estadounidense y a quienes están con ella en la casa.

 

Testigos presenciales  de los hechos agregaron que el primer patrullero que se notó en el lugar, pasó por la casa sin prestar atención al camión que intentaba derribarla, y luego de que la camioneta se fue, la policía no hizo ningún intento por investigar el accidente, ni detienen al camionero, ni interrogan a testigos presenciales, lo que significa que el incidente es orquestado e intencional.

Desde  principios de marzo, las hermana Jay-ya están acompañadas por miembros de la ong norteamericana Non-violence Internacional, la única que ha podido llegar a la casa de Sultana.

Ruth McDonough, una de las activistas estadounidenses, entró en huelga de hambre desde el día 4 de mayo de 2022 en protesta  por los continuos crímenes marroquíes contra la familia de Sultana Jay-ya, exigir el levantamiento del asedio de 541 días de  Sultana Jaya y su familia en su casa de Bojador e investigar los crímenes de los Ocupación marroquí contra el pueblo saharaui.

También pide que se abra el territorio a la prensa y a los observadores y activistas internacionales.SPS/099/090/TRD